domingo, 26 de enero de 2014

NO QUIERO SOÑAR MAS.

martes, 14 de enero de 2014

ROSARIO RANGEL. El origen del viento.


−¡Gritá! ¡Porque me estoy quedando sordo! ¿No ves que me estoy poniendo violeta como un difunto? No voy a esperar a sentir el soplo frío en la nuca, muchacho. Los doctores dicen que tengo que dejar de beber y de escribir libros. En cuanto termine lo que estoy craneando voy a entrar en la negra nube de la muerte. Tuve una buena vida. Trabajé en aserraderos. Conozco el ardor de la suarda cuando entra en las heridas de mi cuerpo macho. Junté puntas de flechas, maderas de navíos y huesos de pescados para decorar mi cabaña. Yo le sacaba la piel a las orcas encalladas, me comía la carne de las aletas, y tiraba el resto que es pura grasa… Recorrí la isla a caballo con dos lonas, una para tapar las pilchas y la comida, y otra larga para taparme. Yo me puedo morir feliz: en esta vida solitaria fui un ovejero que ningún patrón ni juez pudo amansar, me deleité con el olor de la carne sobre el fuego en las noches de nieve, vi muchas veces el rabioso color de la sangre y disfruté navegando en el mar tempestuoso donde habitan los monstruos… El largo viaje se está acabando